Alexis o el tratado del inútil combate

Hoy se suma Rebbel a este humilde sitio. Nos trae su reseña del libro escrito por Marguerite Yourcenar.

libro rebbel

Dicen que para entender toda obra, lo esencial es situarse dentro del contexto en la cual fue realizada, despojarse de cualquier conocimiento y adentrarse en ella lentamente, como extranjero en mar desconocido, cuidando la pisada del roquerío pero confiando en el curso de la ola que siempre romperá en la orilla, porque no existe forma de desafiar a lo que la naturaleza da por hecho, y hacerlo es de temerarios necios, en palabras de Roxy Music en “More Than This”: The sea on the tide/Has no way of turning (la marea no tiene forma de volver)

Margarite Yourcenar (1903-1987), escritora francesanacionalizada estadounidense, más conocida por el clásicoepistolar “Memorias de Adriano” (1951)- en donde relata en primera persona hechos históricos que dan cuenta de la apasionante personalidad de este emperador Romano -en 1929 con tan solo veinticinco años publicó “Alexis o El Tratado del Inútil Combate”, la extensa carta de abandono de un joven músico a su esposa Mónica, en donde narra la dolorosa y vana contienda que ha sostenido a través de los años, en un intento por permanecer con ella siendo infiel a los propios deseos de su cuerpo y de su alma. Alexis de manera extensa y elegante prepara a su interlocutor para el motivo real de su carta sin explicitar jamás sus razones de manera directa, en una época en donde tal claridad se pagaba con la más profunda deshonra y la cárcel: “Lo que yo te pido (lo único que puedo aún pedirte) es que no saltes ninguna de estas líneas que me habrán costado tanto. Si es difícil vivir, es aún mucho más penoso explicar nuestra vida”. Su confesión se inicia describiendo su infancia en Woroino, en una casa llena de palabras no dichas y de fantasmas que dice llevar dentro, reconociendo en sí mismo de niño señales del adulto en cual se convertiría: “Estoy pensando en algunas circunstancias, demasiado poco importantes para contarlas, en las que entonces no me fijé, pero en las que distingo ahora los primeros toques de alarma (estremecimientos de la carne y estremecimientos del corazón), como ese soplo de Dios del que hablan las Escrituras”.

Considerada actualmente como una obra fundamental dentro de la literatura Queer, “Alexis”, hace referencia a la lucha contra la propia condición, en palabras de la propia autora “Alexis es el retrato de una voz”, sin embargo este libro le ha dado la voz a tantos “Alexis” que presos de sus circunstancias han vivido vidas no correspondidas a su naturaleza, escondidos, en silencio y con la culpa de no poder vivir en armonía con lo que les tendía a brotar tan espontáneamente: “Es terrible que el silencio pueda llegar a ser culpable. Es la más grave de todas mis culpas, pero, en fin, la he cometido. Pequé de silencio ante ti y ante mí.”

Aunque corta en extensión, esta obra mayor, actual referente de muchas otras obras, personifica los miedos de una generación entera de hombres y mujeres que temían por sobre todo la incomprensión y el propio rechazo: “Presiento que lo que estoy escribiendo se hace cada vez más confuso. Seguramente me bastaría para hacerme comprender, con emplear unos términos precisos, que ni siquiera son indecentes porque son científicos (…) Sencillamente, no puedo. No puedo, no sólo por delicadeza y porque me dirijo a ti, sino porque tampoco puedo ante mí mismo.”

Lo que más sorprende de Yourcenar, es la lucidez con la que trató un tema tan complejo para la época con una sutileza propia de una pluma experimentada, y de quien al mismo tiempo conoce los padecimientos, tribulaciones y auto-anulaciones de quien contrae con otros compromisos imprudentes de los cuales la misma naturaleza impide hacerse cargo: “prefiero la culpa (si de culpa se trata) a una denegación de mí tan próxima a la demencia. La vida me ha hecho lo que soy, prisionero (si se quiere) de instintos que yo no he escogido pero a los que me resigno, y esta aceptación, espero, a falta de felicidad, me procurará la serenidad”.

“Alexis” es, a luces de cualquier lector, la historia de un alma atormentada en la búsqueda de una paz que ha sido por mucho tiempo esquiva, y la necesidad de vivir conforme a los propios principios, es finalmente una historia de valor de quien decide proveerse de escrúpulos para vivir acorde a la propia moral.

Rebbel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s