Iron Man 3, no un adiós sino un hasta que Marvel lo quiera

Mi última tarea.

Todo invento, aunque muy buenas sean las intenciones de su creador, en las manos equivocadas puede ser fatal, y eso nos muestra la última entrega de Iron Man. Dos genios, uno que usa su conocimiento para no ser un ciudadano ejemplar, y otro que con sus manos construye una forma de arrancar de sus tormentos.

iron_man_3_movie-wide

Desde el comienzo la película nos indica que tendrá varias explosiones, si consigue que una inofensiva planta lo haga no es difícil imaginar qué hará el villano.

Tony Stark sufre de ataques de ansiedad debido a la pelea con aliens que hubo en Nueva York, se pasa todo el día tratando de mejorar sus hombres de hierro para poder proteger lo que más quiere, pero sigue siendo el mismo hombre que le gusta mostrarse y ser el más bacán del lugar. Es por eso que cuando Happy es herido seriamente en una explosión, le hace un llamado al Mandarín, el terrorista responsable del ataque, y dice que lo estará esperando. Como es obvio, el villano aprovecha la situación y destruye su casa, Iron Man resulta gravemente herido y mientras está inconsciente, el traje lo lleva a una ciudad en medio de EE.UU.

Aquí ocurre lo más interesante de la película, podemos ver a Tony Stark como lo que es, un inventor, un ingeniero mecánico, se las arregla para poder usar su mente y no el traje. Gracias a un niño que lo ayuda y le recuerda que es un genio, que el traje lo hizo él y que puede hacer lo que se proponga. Descubre qué son las bombas y se da cuenta de quién está detrás de todo. Esto lleva a una batalla llena de hombres de hierro, en diferentes versiones, con efectos visuales bien logrados que captan la visión del espectador como fuegos artificiales en año nuevo y hacen olvidar cosas sin sentido que suceden. Por ejemplo, Maya, quien es la científica con buenas intenciones, quiere ayudar a personas que perdieron sus extremidades, pero al final termina creando soldados mejorados para el villano. Y que, después de años estando en el lado oscuro, una pequeña muestra de dolor de Stark sirve para que se vuelva buena otra vez. Bueno, para qué hablar del mandarín, quien resulta ser un chiste. Todos esperaban que fuera el gran villano, pero resultó ser la gran decepción, dentro y fuera de la pantalla, porque seamos honestos, hasta Tony Stark estaba decepcionado de ser engañado por un simple actor inglés del club de la comedia. Y los asistentes querían ver a Sir Ben Kingsley como uno de los rivales más importantes de Iron Man.

Detalles como estos son los que el espectador deja pasar porque es la última película del hombre con el traje rojo y amarillo, pero como bien sabemos es solo la última con su nombre en el título.

Slds Selfie

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s