El doctor me recetó math rock japonés para mi ansiedad.

AfterlightImage

   Primero que todo, dar las gracias a la selfie por permitir venir a desordenar el gallinero en cuanto a temáticas se refiere. Personalmente soy hija de los blogs desde tiempos inmemoriales y como es de conocimiento general, mantener un blog es sumamente difícil, por lo que agradezco el nacimiento de instagram para poder compartir lo que uno hace y le gusta de manera más global e instantánea. Por lo que encuentro sumamente beneficioso conectar ambas cosas y que los blogs no mueran con el tiempo.

   Me gustaría hablar en otra ocasión sobre mi instagram/studygram/bookstagram, pero creo que el tema es tan denso que merece quizás, un post aparte.

   Debo reconocer que si hay algo en lo que verdaderamente le pongo tiempo y ganas es a escuchar música, porque talento para tocar o lo tengo muy dormido o simplemente no nací con dedos pal’ piano. Me hubiese encantado quizás aprender a tocar algún instrumento como la guitarra o el piano y formar mi propia banda, para qué decir qué hubiese amado tener una voz tipo Adele o Lady Gaga.

   En cuanto a géneros musicales, debo reconocer que pasa cualquier cosa por mis oídos, menos el reggeton o el trap, lo siento pero oírles cantar sobre que se quieren montar a alguna mujer, me molesta y no me dan ganas. Por mi vida pasé de ser fanática de Nirvana, Limp Bizkit a cosas totalmente diferentes como Nightwish, The Gathering o Tool. Creo que ni siquiera recuerdo cuando escuché por primera vez el Math Rock, género por el cual inauguro mi primera entrada en el blogdelaselfie.

   Hace ya varios años que conocí el math rock, género que surgió a finales de los ochenta influido por el rock progresivo como Frank Zappa o King Crimson. Según Lastfm, se caracteriza por la complejidad de ritmos y “manejar espacios y tiempos extremos”.  

   Mi banda math rock favorita ha sido Don Caballero, quizás la mejor que haya y los responsables de la masividad del math. Otras bandas destacadas son Battles, que a propósito, vean sus videos, no se arrepentirán. Así como también 65daysofstatic, This Town Needs Guns y Chon.

   Tenía ese gusto por el math tan dormido, que en una tocata de músicos emergentes chilenos del género y también de post rock, fue que me hizo click algo, no le estaba poniendo la real atención y fue así que nació chocapic: descubrir el math rock japonés. Fue tanto mi amor espontáneo por estos japoneses locos que los escuché en todo mi período final de universidad, con todo el estrés y la ansiedad encima. Cuando tenía demasiado sueño y la cama no era una opción ahí estaban bandas como Toe o tricot (banda particularmente de sólo mujeres).

    Quizás la diferencia entre la escena del math rock japonés y todo lo que se viene haciendo en américa y el resto del mundo es que es más hardcore y melódico, en sus voces sobre todo, como es el caso de tricot: la voz de Ikkyu es la que termina por armar el conjunto tan matemáticamente perfecto.

   Para finalizar, les dejo la playlist de math que armé en todo el período de título:

@sky_architectgram

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s